¡Oferta! Cápsulas Omega-3 de Krill - 500mg Ver más grande

¡Disponible sólo en Internet!

Cápsulas Omega-3 de Krill - 500mg

Nuevo

45 cápsulas blandas de aceite de krill. 500 mg.
Krill antártico 100% puro. Rico en aceites Omega-3: DHA y EPA.

(Peso total: 130 gr.)

Más detalles

Disponible

20,25 €

Más


CÁPSULAS DE ACEITE DE KRILL

Fabricado por Bio Nutrition Inc. New York - USA
Bio Nutrition Inc. utiliza la mejor calidad de Krill obtenido en las aguas frías de Noruega.


Cápsulas blandas de aceite de krill. Complemento vitamínico total.


Importante: los omega-3 marinos más beneficiosos para la salud humana son dos moléculas de iniciales DHA y EPA; por lo que, al adquirir cualquier producto de aceite de krill, lo que más interesará conocer es la cantidad de DHA y EPA que hay por perla (en nuestro producto: 81mg de EPA y 52mg de DHA). De tal manera que siempre será preferible un producto cuyas cápsulas contengan mayor cantidad de EPA + DHA. También, es preciso prestar atención, dado que algunas etiquetas indican dichas cantidades por gramo (dos cápsulas), en lugar de por una cápsula/perla.

El ácido graso omega-3, denominado DHA, está altamente concentrado en el cerebro, donde ayuda a las células a comunicarse entre ellas y las protege de las substancias dañinas como las de la enfermedad de Alzheimer. También, se concentra en la retina de los ojos, donde es crítico para la función visual. El EPA es importante para tener vasos sanguíneos saludables, para la salud del corazón y en la función del cerebro. Además, tiene propiedades anti-inflamatorias y anticoagulantes que favorecen un cerebro y un corazón saludables.


¿Qué es el krill?
El krill antártico es un crustáceo parecido a un camarón pero de apenas 2,5 centímetros de largo, 2 gramos de peso y ciclo de vida corto, por lo que no acumula mercurio en su organismo. Viaja por el Océano Antártico en grandes bancos compuestos por millones de individuos con unas densidades de 20 kg/m3. Se alimenta del fitoplancton que flota sobre las aguas y es el alimento preferido de focas, ballenas, pingüinos, aves y otras especies marinas.

Aunque una buena fuente de ácidos grasos Omega 3 es el pescado, el preocupante grado de contaminación que han sufrido los mares en los últimos 50 años pone en entredicho la recomendación de su consumo regular. Metales pesados como el mercurio, arsénico, cadmio o plomo; compuestos tóxicos persistentes como PCBs y dioxinas, además de pesticidas actualmente ilegales como el DDT o la dieldrina; son sólo algunos de los viajeros ocultos que se detectan en el pescado.

La única forma de obtener diariamente las beneficiosas grasas Omega 3 en la dieta de forma segura es mediante suplementos nutricionales de Omega 3 de origen animal y alta calidad, como es el aceite de krill, o bien con aceite de pescado que haya sido sometido a rigurosos procesos de purificación de toxinas, metales pesados, PCBs, etc.



Alto contenido en Astaxantina
La astaxantina, considerada el antioxidante del siglo XXI, es el carotenoide que le da color rojo al salmón, a los langostinos o a los flamencos. Es producida por diversos tipos de microalgas que son la base de la alimentación del zooplancton y el krill. La astaxantina es una excelente fuente de antioxidantes que ayuda a combatir los signos de la edad, mejora el rendimiento físico, la visión, y apoya la salud ósea.

La astaxantina, contenida en el aceite de krill, a diferencia de algunos carotenoides, no se convierte en vitamina A (retinol) en el cuerpo humano. El exceso de vitamina A es tóxica para los humanos, pero la astaxantina no. Sin embargo, es un potente antioxidante; unas 10 veces más que otros carotenoides.

Emilio Martínez de Victoria, catedrático de Fisiología y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, explica que, gracias a su tonalidad anaranjada, el aceite de krill es rico en astaxantina y otros carotenoides naturales, unos pigmentos semejantes al caroteno de la zanahoria. Además, debido a la estabilidad de este tipo de antioxidante, no hay necesidad de añadir conservantes artificiales, a diferencia de las mayoría de los suplementos dietéticos de omega-3 derivados del aceite de pescado que, como se oxidan con facilidad, deben llevar conservantes.
Leer más: Krill: Omega-3 en estado puro - La Razón digital.


COMPOSICIÓN

Una perla de Bio Krill contiene:

• Aceite de Krill: 500 mg.
• Ácidos grasos omega-3
- EPA: 81 mg.
- DHA: 52 mg.
• Fosfolípidos: 200 mg.
• Astaxantina: 500 mcg.
• Vitamina A (de Krill): 47 IU.
• Vitamina E (de Krill): 0,45 IU.

Otros ingredientes: gelatina, glicerina y agua.

Precaución: contiene marisco
Libre de grasas trans, metales pesados, dioxinas y pesticidas.
No contiene gluten.



DOSIS

- Adultos: 1 cápsula, 1 ó 2 veces al día, con el desayuno o la comida.
- Niños y mujeres embarazadas: Los niños pueden tomar una cápsula al día cuando tengan la edad suficiente para tragarla con seguridad. Para niños pequeños, sólo se puede cortar la cápsula y esparcir el aceite en su alimentación. Se recomienda que las mujeres embarazadas consulten a su médico, pero DHA y EPA son nutrientes esenciales para la madre y el bebé.

Aviso: No debe consumirse aceite de krill en caso de alergia al marisco.

Fecha de caducidad: marzo de 2019.


Bote con 45 cápsulas de aceite de krill ....... 20,25 € (IVA incl.)